Estimado amigo:

     Las ciudades están llenas de basura, por todos lados vemos contenedores, bolsas, papeleras repletas, cosas materiales que ya no nos sirven, que ya no queremos: la pasión-prisión del consumo es un espectáculo y un reflejo de este mundo donde hasta los niños de la calle se llaman "desechables".

     Nos deshacemos de los objetos inútiles y sin embargo continuamos aferrados a otro tipo de basura que nos impide avanzar como personas, son los desechos interiores, los llevamos dentro a veces durante mucho tiempo y no podemos tirarlos a la calle y que se los lleve el camión de la basura.

    Esta instalación es una pequeña representación metaforica de estas emociones universales.

     Desgraciadamente no son todas las que están, he elegido estas por su carácter "pasivo" y no resolutivo.

     Alguien dijo que si puedes cambiar lo que piensas es que no era cierto. La realidad tiene muchos matices,y hay algunas emociones que la falsean y la pervierten.

     Tíralas a la basura    

            PRENSA / VOLVER A INSTALACIONES

            DESECHOS INTERIORES